4 Consejos para compaginar el trabajo con tus hijos

Enviado por admin_usr el
4 Consejos para compaginar el trabajo con tus hijos

En España, para los padres, cada vez es más difícil compaginar el trabajo con los hijos. Esta situación familiar, en muchos casos, conlleva a la disminución de la producción laboral y a la insatisfacción personal, generando un deterioro en la calidad de vida.

Desde Chiquilín, nuestra escuela infantil bilingüe de Valencia, te damos algunos consejos para que compaginar la vida laboral y familiar no sea tan complicado.

1. Uso del tiempo: si eres de los que se lleva el trabajo a casa tienes que plantearte ponerte horarios y convertirlos en una rutina. Debes establecer un determinado tiempo para el trabajo en el hogar y cumplirlo, pues los padres nos enfrentamos a un gran reto cada día: educar a nuestros hijos. Para cumplir con este objetivo y brindarles una buena educación es fundamental compartir con ellos y usar el tiempo de forma adecuada en el hogar. Sabemos que es difícil pero intenta que los horarios irracionales de trabajo no obliguen a tus peques a estar fuera de casa más tiempo del que deben.

2. Organización del ocio: el ocio es importantísimo, tanto como el trabajo. Organiza con antelación el tiempo de ocio de la familia, es decir, el vuestro con el de los peque de la casa para que ‘no te pille el toro’. Puedes aprovechar los momentos de tiempo libre haciendo actividades lúdicas y divertidas con ellos: ir al cine, conciertos infantiles, pasear por la montaña o cualquier otra excursión que les ayude a crecer amando a la naturaleza y a los animales. Si no organizas estas actividades con tiempo puede que finalmente no las realices, así que tenlo muy en cuenta.

3. Partición de responsabilidades: es importante que entre las parejas haya una buena organización y una división de tareas y responsabilidades para que ambos puedan disfrutar de algo de tiempo libre y puedan compartir, tanto el padre como la madre, tiempo de calidad con sus hijos.  Repartir las responsabilidades de un hogar entre las personas que lo habitan es clave para no deteriorar la calidad de vida de alguno de los miembros de la familia.

4. Vivir cerca de todos los servicios: que tu vivienda esté situada cerca de todos los servicios es muy importante para ahorrar tiempo. La cercanía de tu casa a la guardería, al supermercado, a la farmacia, al parque, etcétera, puede ayudarte a disminuir considerablemente el tiempo de los trayectos, un tiempo que puedes emplear en muchas otras cosas junto a tu hijo. Además si el trabajo lo tienes cerca… ¡mucho mejor!

¿Crees que nos hemos dejado algún consejo importante? ¡Anímate y cuéntanoslo!

Chiquilín: su futuro empieza aquí